Estaba en el bosque de Narnia, caminando cuidadosamente para no despertar las fuerzas oscuras que hacen vida en este inhóspito paisaje natural, cuando de repente me tropecé y caí en un pozo excesivamente grande y oscuro, busco en mi morral y encuentro una caja de fósforos enciendo uno y logro visualizar una caja vieja y fea de cartón cubierta con hojas y decidí abrirla…..                                        

                                                    Cuando me estoy acercando para destaparla noto que de ella esta saliendo sangre que de una u otra forma percibí que era fresca por su olor, nervioso y muerto de miedo decidí que debía hacerlo con valor y un respiro profundo tome la tapa superior de la caja y la levante lentamente, para mi sorpresa, dentro de ella habían restos de un cuerpo humano que por la larga cabellera rubia y gruesa me percate de que era una mujer.

                                                   Asustado, quería salir corriendo de ese monstruoso lugar, trataba de pedir ayuda pero mis intentos eran en vano, pase tres días y dos noches allí, sin comer, ni beber, ya no tenia fuerzas y de pronto escucho a lo lejos unos gritos que se dirigían hacia una chica llamada Camila, pensé, ahora si podre salir de aquí!, tome aire y volví a gritar tan fuerte como podía y dentro de mi me preguntaba ¿ será que me podrán ayudar?

Esta historia continuará…..

Anuncios