Sofía Imber

Nacida el 08 de mayo de 1925, he hija de dos grandes extranjeros que llegaron a Venezuela huyendo del régimen comunista de su país en el año 1930. Estudio periodismo en caracas, y colaboró en diversas publicaciones nacionales e internacionales como EL UNIVERSAL, ULTIMAS NOTICIAS, 2001 Y LAS REVISTAS ÉLITE Y MOMENTOS DE VENEZUELA, EL TIEMPO DE BOGOTÁ, LA NACIÓN DE ARGENTINA Y ESCELSIOR DE MÉXICO.

Conocida como la intransigente y la rebelde señora del arte, Sofía supo abrirse camino el mundo, tiene 5 hijos entre ellos uno de 21 mil metros cuadrados llamado Museo de Arte Contemporáneo siendo este el más importante de América latina ya que alberga más de 4 mil obras de arte.

Son dos cosas en la vida de Sofía Imber difíciles de precisar y contabilizar, su oficio y las condecoraciones que ha recibido, en la primera podemos agregar EL DE PERIODISTA, CRITICA DEL ARTE, GERENTE CULTURAL Y FUNDADORA DIRECTORA DE UN MUSEO, sobre la segunda podemos contar que ha sido la única mujer en recibir EL PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO EN VENEZUELA Y PRIMERA VENEZOLANA QUE RECIBE LA MEDALLA DE PICASSO QUE OTORGA LA UNESCO, APARTE DE ESTAS TAMBIÉN HA RECIBIDO LA ORDEN LIBERTADOR DE VENEZUELA, LA LEGIÓN DE HONOR DE GRADO OFICIAL EN FRANCIA, ÁGUILA AZTECA DE MÉXICO, ORDEN DE MAYO EN ARGENTINA, ORDEN DE BOYACÁ EN COLOMBIA ENTRE MUCHAS OTRAS.

En la década de los 70 fundó junto a su primer esposo Guillermo Meneses la revista CRÍTICA, ARTE Y LITERATURA CAL y presidio la Asociación Internacional De Críticos Del Arte.

Su actuación en el mundo del museo se inicio cuando formó parte de la junta directiva del museo de Bellas Artes y desde el año 1973 hasta el año 2001 dirigió el museo contemporáneo de caracas Sofía Imber, que hasta el año 2005 llevó su nombre para luego ser cambiado por solamente Museo Contemporáneo De Caracas por decisión del Presidente Hugo Chávez en el programa televisivo aló Presidente.

Como periodista Sofía estreno su programa buenos días en la cadena de televisión, venezolana de televisión en el año 1969, hoy en día Sofía Imber sigue siendo una voz determinante entre la intelectualidad venezolana y se mantiene activa en sus labores culturales, sociales y periodísticas gracias a su programa radial aun al aire.

Cuando Sofía Imbert nació era una chica no deseada, debido a la vida tan pobre que llevaban su padres en su país natal fue entonces cuando decidieron huir de Odessa, pasaron el rio nieztelh y llegaron a sodoka en condiciones terribles, pero como ella misma cuenta parece que DIOS decidió que viviera y mucho. Sus padres llegaron a Venezuela el país que la vio crecer y triunfar gracias a que iban a chile a trabajar, y el barco zarpo en la guaira, y un primo le propuso a su padre quedarse en Venezuela para optar por un cargo que nunca le dieron ya que él era si se podría decir Ingeniero Agropecuario.

Desde muy pequeña comenzó a trabajar, pues con solo 11 años tocaba en la academia de música y el padre de Alberto Federico Ravell tenía una radio llamada CONTINENTE y la vio tocar la invitó a la radio a tocar le dijo que le pagaría 5 bolívares o cual para ella fue maravilloso y hasta le pusieron nombre artístico ÁSTRID.

A los 17 años se caso con Guillermo Meneses uno de los grandes nombres de la literatura venezolana, un hombre excepcional no solamente como escritor sino como persona y con una ética increíble así como ella lo describe.

Cuando Sofía estuvo en Europa es cuando comienza el contacto fuerte con el mundo artístico, ya que mandaba reportajes a caracas y escribía noticias, luego se unió el grupo de Guillermo que era grandes escritores.                                                                                                                             

Allá conoció a escritores de la talla de Vassarely, Picasso y el propio Neruda con quien tuvo una relación de amistas muy profunda porque hasta fue su chofer en varias ocasiones, ella asume que Neruda era en lo cotidiano muy fastidioso por su forma lenta de hablar dice que parecía más boliviano que chileno, Sofía con una sonrisa nos cuenta que el ego de los escritores era más grande que su poesía, había que medirlo con una cinta anormal.

Sofía Imbert recalca que conoció al niño que Picasso lleva dentro ya que él decía que a los 12 años sabía dibujaba como Rafael, pero necesitaba toda una vida para aprender a pintar como niño, ella asegura que Picasso era en hombre que pintaba todos los días a todo hora y en todo momento, era un genio extraordinario.

Asumiendo que Picasso marca a cualquiera en su vida y reconociendo el haber estado rodeada de poetas franceses y latinoamericanos con los cuales tuvo una muy buena relación, se llena de grandiosa alegría, al saber que ella también marcó pauta y marcó la vida de muchos pero en la televisión venezolana, con su programa buenos días al lado de su segundo esposo Carlos Rangel, un programa transmitido a los 6 de la mañana por radio caracas empresa de la cual sale publicando y manteniendo en voz firme que  ella no es una cómoda ni quiere ser cómoda,  solo quiere estar cómoda.

A Sofía le toco vivir la dura realidad del suicidio de su segundo esposo Carlos Rangel, luego de que este decidiera escribir su propia muerte ella cuenta que su esposo tomó la decisión de quitarse la vida en el momento en el que no quiso ver más adelante, y ella dice que a Carlos no le hubiese gustado ver lo que está pasando en este momento en Venezuela, asumiendo así que “EL SUICIDIO ES UN ACTO DE VALENTÍA, CUANDO SE TOMA CON SERIEDAD.                                                                                                           A Imber le nace la idea de hacer un museo a cuenta de una cuña, para ese entonces estaban haciendo el parque central y ella junto a su esposo Carlos debían convencer a la gente de que esta obra seria un bum en la sociedad, luego de terminada tal publicidad decidieron tomar un año sabático en Londres entonces ella se llevó los planos del museo y 232 mil bolívares para comprar obras de arte.

Sofía nos expresa el gran cariño que siente por Soledad Bravo y dice que ella es un fenómeno, de la misma manera nos cuenta que ama la canción waltz for debby, nos dice que muere por un teléfono, ya que se comunica con sus hijos en Washington, Madrid en el quirófano y su hija Adriana en casa, todos le dicen buenas noches.

Cuando Sofía comenzó a trabajar como reportera tenía un gran jefe maestro y amigo el sr Óscar Yanes, el cual la guio por el camino de la comunicación pidiéndole inventar cuentos, como un monstruo que seguía a las niñas y un negro que perseguía a los turistas, asume que ellos realizaban literatura de ficción.

Sofía Imber nos cuenta con cariño que Londres ES LA CIUDAD QUE NUNCA OLVIDARÁ, un miedo: QUE SIEMPRE TIENE MIEDO, un amigo: DICE QUE TUBO 2 GUILLERMO Y CARLOS SUS ESPOSOS, un paisaje: LA NUBE DE ZAPATA EN LA CUAL SE IRÁ AL MOMENTO DE MORIR, una muerte: LA MAS PRONTA POSIBLE LA MÁS DIGNA, una comida: CUALQUIERA QUE NO TENGA AJO Y CEBOLLA, una época del mundo en la que le hubiese gustado vivir: A PESAR, EN LA QUE ESTÁ VIVIENDO, un objeto: UN LIBRO, un venezolano: ALEJANDRO ARMAS, una frase que le parezca a Venezuela: LA MENTIRA PORQUE EL VENEZOLANO VIVE DE MENTIRAS Y MITOS, a los 82 años de vida, es mas memoria que futuro?: A LOS 82 AÑOS Y NUEVE MESES QUISIERA LLEGAR A LOS 83, el mayor acto de rebeldía que ha hecho: SERÁ EL QUE VOY A  HACER MAÑANA, NO PREFIERE LOS AMORES PLATÓNICOS NI CONSUMADOS  SOLO PREFIERE EL AMOR y para concluir nos cuenta que  estuvo 50 años casada dividido en 2, 25 y 25 años, los años mas maravillosos de su vida junto a los hombres que la marcaron.

En la casa de Sofía Imber, se pueden observar miles de obras, las paredes están plegadas de lienzos firmados por grandes pintores, el que va a su casa, le sorprende la manera en la cual, el cuadro de Zapata “LA NUBE” levita sobre en estar de su hogar, y en el medio una jaula de pájaros tropicales que hacen la tarde más cercana a su intimidad.

 

Anuncios