Julieta Venegas.

H

ija de fotógrafos mexicanos que viajaron a San Diego, California en Estados Unidos, buscando mejor vida, nace en 1970 Julieta Venegas,  mexicana de corazón se crió en Tijuana Jalisco, donde vivió muchos años antes de viajar a la capital. Cantante, instrumentista, compositora, arreglista, su primer disco es una joya titulado AQUÍ.

Se colgó un acordeón en la sensibilidad y entró en escena abrazando el rock y levitando por encima del pop, con un sello parecido a una palabra maravilla, conocida por todos como el ángel  sarcástico, chica mimada del rock mexicano ó estrella musical. Apodos irreverentes que le han dado la oportunidad de ganar premios Grammys, MTV, Billboard, entre otros, tantos son los éxitos de esta joven cantante, que los Suecos, pidieron su voz en la entrega de los premios Novel.

Con un talento para el piano, supo abrirse camino en el ámbito musical, recuerda con agrado que creció escuchando la música de quien para ella son las grandes estrellas de la música mexicana, desde Juan Gabriel hasta José José, también recalca que escuchaba música de los Madlles, the Cure, asume que era una combinación de todo.

Ser directora de Orquesta, fue siempre su sueño más anhelado, cuenta que cuando tenía 16 años su amigo de la infancia la invito a formar parte una banda de ska y reggae que se llamaba chantaje.

 

Con su acento norteño supo abrir campo en el país que la vio crecer y en el exterior, con una identidad no definida por ella, ha cosechado éxitos,  ella asegura que cuando se es de frontera no te consideras ni de una, ni de otra, como es su caso ella radicó en Tijuana y no se sentía ni mexicana, ni gringa, recuerda  que con solo 22 años se fue de vacaciones a ciudad de México y se quedó ahí, porque era una ciudad gigantesca que le ofrecía muchas virtudes, para ella el DF era una metrópolis.

Comenzó su carrera como vendedora de discos, estando allí jamás se imaginó que algún día sus sencillos estarían en esas vidrieras, Julieta cuenta con dolor los momentos que marcaron de una u otra su vida, como cuando estuvo brava con su padre por un largo tiempo, debido a que esté, era una persona necia como ella lo describe, y ella por su parte tiene un carácter explosivo que no podía controlar a veces.

Con una gran sonrisa cuenta que es, lo peor que han dicho de ella, dice que es muy chistoso porque de 10 comentarios buenos y malos que dicen de ella se queda con los malos, según afirma le afecta mucho porque es una persona que se toma las cosas muy a pecho, Julieta es una chica con un estilo impresionante, prefiere que no la comparen con cantantes de rock ni de pop ya que ella es única en su estilo.

Una chica sencilla que ratifica que no es una artista mediática e inevitablemente famosa, pues asegura que la fama es una percepción que los demás tienen sobre ella, pelea diariamente con su ego ya que le cuesta domarlo para que no salga a flote.

 

Muy francamente relajada, simpática y desbordada Julieta cuenta que una ciudad que nunca olvidara: SERÁ LA CIUDAD DE MÉXICO, un miedo: QUE EL MIEDO LA DOMINE, un crimen que sea capaz de confesar: QUE SE HA HECHO PASAR POR SU HERMANA GEMELA, un evento que marcó su vida: el NACIMIENTO DE SU SOBRINA, un mandamiento personal: NO TE LA CREAS, un error recurrente: EL SER DESORDENADA, un paisaje que graba en su retina: TULÚM, una comida de su agrado: LA MEXICANA PUES AFIRMA, QUE ES MUY VARIADA, una época en la que le gustaría vivir: ELLA PREFIERE PENSAR EN EL FUTURO, un lugar para coleccionar atardeceres: CERCA DEL MAR, un latinoamericano admirado: GABRIEL GARCÍA MARQUES, un jamás que lleve en mente: ARREPENTIRSE, una frase que marque su carrera y su vida: LA MÚSICA ES LA MEJOR MANERA DE COMUNICARSE, una canción que le dedique a esta vida, PIENSA EN MÍ.

Julieta Venegas ha demostrado que se puede tener éxito comercial, haciendo buena música y sin dejar de progresar.

 

Anuncios